La Visión | Marzo 15, 2018

COBB, Georgia - La organización pro derechos civiles ACLU of Georgia dijo a través de un comunicado que había recibido reportes de estudiantes de varias escuelas acerca de amenazas de castigo y penalidades para impedir que participaran en los actos de protesta de mediados de semana.

Una de esas estudiantes asiste a la secundaria Campbell Hisg School y dijo que el director les dijo que si alguien participaba por esos 17 minutos seria suspendido.
 
Por otro lado, la estudiante dijo que estaba la presión de no apoyar a sus compañeros, así que, con el permiso de sus padres, ese día no asistió a la escuela.
 
En otra escuela, el director les habría dicho a los estudiantes que, aunque sea un solo estudiante participaba, cancelaría todas las actividades de después de clases.
 
“Nadie se atrevió a participar” dijo la jovencita.
 
“Las escuelas no son prisiones” dijo Sean J. Young director legal de ACLU of Georgia en carta dirigida al superintendente escolar del condado Cobb y a los directores de las escuelas Lassiter, Kell y Sprayberry High School.
 
El documento enviado el mismo día de las manifestaciones, continúa diciendo: “si esos reportes son verdad, es chocante e inconsciente que esté usted tan desesperado de suprimir los derechos de la Primera Enmienda de sus estudiantes para detenerlos físicamente dentro del edificio” .
 
Al día siguiente del llamado “Walkout” ACLU a través de otro comunicado solicitó a estudiantes afectados comunicarse con la organización y enviar documentos.
 
“Si usted ha sufrido acciones disciplinarias como resultado de su participación en la protesta del 14 de marzo, por favor contactarse con ACLU of Georgia: info@acluga.org” dijo Young.
 
“escriba “Walkout” en la línea de tema e incluya una copia de la documentación sobre la acción disciplinaria”