Media Contact

August 14, 2018

La propuesta de eliminar 7 de cada 9 centros en comunidades predominantemente afroamericanas es discriminatorio, injustificable, y viola la Ley de los Derechos al Voto

PARA SU DIVULGACIÓN INMEDIATA
Contacto: Ana Maria Rosato, media@acluga.org, 404-302-0128

ATLANTA – La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) de Georgia envió una carta a la Junta Electoral y de Registro del Condado de Randolph, demandando que se rechace la propuesta de cerrar siete de cada nueve centros de votación -más del 75%-, en vísperas de las elecciones de noviembre, en un condado que es predominantemente afroamericano. La propuesta del condado de Randolph es discriminatoria, injustificable, y viola la Ley de los Derechos al Voto de 1965.

“Esta propuesta es una reminiscencia del pasado horrendo y discriminatorio de Georgia, y en el pasado es donde debe quedar”, declaró Andrea Young, Directora Ejecutiva de la ACLU de Georgia. “Pelearemos para proteger el derecho de cada ciudadano de Georgia de ejercer su derecho sagrado y constitucional de votar en cada elección”.

De acuerdo a la carta de la ACLU de Georgia, “[c]errar estos centros de votación virtualmente garantizará una menor participación electoral en un condado del Cinturón Negro que es predominantemente afroamericano (60%), e impedirá completamenteque los votantes rurales sin medios de transporte (de nuevo desproporcionadamente afroamericanos), voten en persona el día de las elecciones.”

“El hacer desproporcionadamente más difícil a los votantes afroamericanos emitir su voto – en especial cuando se ha hace tan deliberadamente-, viola la Sección 2 de la Ley a los Derechos del Voto y las Enmiendas Décimo cuarta y Décimo quinta de la Constitución de los Estados Unidos”, expresó Sean J. Young, Director Legal de la ACLU de Georgia. “Para evitar un riesgo legal, la junta debe rechazar la propuesta de cerrar 75% de los centros de votación en el condado de Randolph.”

El tiempo en que se da la propuesta del condado es igualmente sospechosa y llama a cuestionar los verdaderos motivos de la junta tras de esta propuesta.  Con una mayor participación de votantes esperados para la elección de noviembre, cerrar 75% de los centros de votación en el condado no tiene sentido, particularmente dado el hecho de que estos son los mismos centros de votación utilizados en las elecciones primarias de mayo y en la segunda vuelta electoral el mes pasado.

###