ATLANTA – El día de hoy, la ACLU de Georgia y la firma Cohen Milstein Sellers & Toll PLLC, interpusieron una demanda en contra de un arrendador, por desalojar a Victoria Sutton -de raza blanca-, debido a que ella invitó a una familia afroamericana a su hogar. De acuerdo con la demanda, el arrendador -en conversación grabada- le dijo a Sutton lo siguiente: 

“Yo no tolero a n… en mi [casa] y no los quiero en mi propiedad.”   

“Quizá a ti te gusten los perros negros, pero a mi no.  Así que agarra tus cosas y salte.”  

“Yo no permito n… en mi propiedad y todos saben eso…Salte tan rápido como puedas.”

En la demanda se asevera que el arrendador amenazó con llamar a la policía y a los Servicios de Protección al Menor y con lastimar físicamente a Sutton si ella intentaba impugnar el desalojo.

Bajo la Ley Federal de Derechos Civiles, la Ley Federal de Equidad en la Vivienda y la Ley de Georgia de Equidad en la Vivienda, queda prohibido a los arrendadores discriminar sobre bases raciales, sean sus inquilinos o los invitados de sus inquilinos. 

“Sucede que esta clara discriminación racial fue grabada,” dijo Sean J. Young, director legal de la ACLU of Georgia. “Sin embargo, la gente de color encara la discriminación en todos los ámbitos de la vida, aun cuando los motivos racistas están cuidadosamente ocultos.”

“Este caso es un claro recordatorio de que el insidioso y extendido racismo que condujo a la instauración de la Ley de Equidad en la Vivienda hace más de cincuenta años, persiste hasta el día de hoy,” comentó Brian Corman, abogado de la firma Cohen Milstein. “América prospera cuando las personas de todas las razas y procedencias son capaces de vivir en sus comunidades sin miedo a ser lanzados fuera de sus casas debido a su raza o a la raza de aquellos con quienes se relacionan.”

###

Stay informed

ACLU of Georgia is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National