Media Contact

Media contact: media@acluga.org

August 14, 2018

ATLANTA – El día de hoy, el Tribunal Supremo de Georgia declinó escuchar la apelación de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) de Georgia sobre el fallo del Tribunal Superior del Condado de Fulton que impone un periodo de espera, no constitucional, de dos años para aquellos ciudadanos estadounidenses que deseen ser candidatos a la Asamblea General. La decisión del Tribunal Superior del Condado de Fulton ignoró el texto de la Constitución de Georgia que sólo requiere que los candidatos sean ciudadanos estadounidenses “[a]l momento de su elección”. 

“La ACLU de Georgia tomó el caso de la señora Palacios,  porque el tratar a ciertos ciudadanos diferente a los ciudadanos blancos, debido a su raza o nación de origen, es una parte del pasado de Georgia que debe quedar en el pasado” declaró Andrea Young, Directora Ejecutiva de la ACLU de Georgia.

“Estamos decepcionados de que el Tribunal Supremo de Georgia haya fallado en defender la constitución estatal” - declaró Sean J. Young, Director Legal de ACLU de Georgia- “Sin embargo, la batalla está lejos de terminar. Continuaremos peleando por el derecho sagrado y fundamental al voto de cada ciudadano de Georgia, incluyendo el derecho de nuevos ciudadanos naturalizados estadounidenses de ser elegidos para puestos públicos”.  

La redacción de la Constitución del Estado de Georgia es clara.

Párrafo III. Requisitos de los miembros de la Asamblea General (b) Al momento de su elección, los miembros de la Cámara de Representantes deberán ser ciudadanos de los Estados Unidos,deberán tener al menos 21 años de edad, deberán haber sido ciudadanos de este Estado por al menos dos años y deberán haber sido residentes legales del territorio acogido dentro del distrito por el cual fue electo, por al menos un año. [Énfasis en texto, añadido]

María Palacios, una candidata para el Distrito 29 de la Cámara de Diputados de Georgia, se convirtió indiscutiblemente en ciudadana de los Estados Unidos en el año 2017 y ha sido residente legal permanente en el Estado desde el año 2009. Por lo tanto, la Sra. Palacios cumple los requerimientos de ciudadanía americana establecidos en la Constitución del Estado de Georgia, de la cual una copia se encuentra en la página web de la Secretaría del Estado.

Ignorando el texto de la Cláusula de Requisitos, el 18 de mayo del 2018 la Secretaría de Estado expidió una decisión final que impone, de manera unilateral y al margen de la constitución, el requisito para los candidatos a la Asamblea General de ser ciudadanos de los Estados Unidos por al menos dos años previos a la elección, en lugar de “al momento de la elección”, como la Constitución de Georgia lo establece plenamente. La Secretaría de Estado está en efecto imponiendo un periodo de espera anticonstitucional de dos años para nuevos ciudadanos estadounidenses.